Cuando acabé la carrera tenía más o menos claro que quería dedicarme a la ilustración. Pero eso era lo único que tenía claro. Entre mis compañeros había más interés en el diseño gráfico, e incluso mi profesor de ilustración* decía que él más bien se dedicaba al diseño gráfico. Así que mi manera de empezar en la ilustración fue buscar información en Google.

busca_busca

El maestro de los autodidactas.

la_ordiga

Esta foto antigua ilustra perfectamente lo que pienso al leer “consejos infalibles”.

Supongo que es una manera bastante habitual, porque acabo de probar a buscar “consejos para ilustradores” y me salen un montón de resultados, “6 consejos”, “10 consejos”, “¿por dónde empezar?”, y hasta alguien escribe que ofrece “consejos infalibles”. Algunos de los consejos son de cajón de madera de pino (como “tener un portafolio”), otros son más personales, tipo “tener ilusión”, “ser perseverante”, “espabilarse”, “saber moverse”, “no ser tímido”…

Si habéis caído aquí buscando consejos en Google y estáis pensando algo así como “Anda, pesada, ¡dame tus consejos ya!”, os ahorraré tiempo: podéis iros, porque en este post no tengo intención de dar consejos a nadie. Confieso que en los últimos años más de una vez he dado consejos, y supongo que alguna otra vez caeré en darlos, pero ahora lo veo como una fea costumbre que intento evitar.

Había algo que no sabía de los consejos cuando los buscaba, y es que la gente que da consejos lo que hace es hablar (generalmente de una manera poco amable) a su “yo” del pasado. Las listas de consejos a menudo son listas de complejos, errores, “ay, si volviera atrás haría esto en lugar de lo otro” o “por qué no haría antes tal cosa o tal otra”…

También están los que no han tenido tanto problema y simplemente te aconsejan hacer lo que a ellos le ha funcionado, como si fuera una fórmula mágica que fuese a dar resultado a cualquier persona, en cualquier momento y lugar. Si has dado o recibido en algún momento este tipo de consejos, el sabio Cixin Liu tiene algo que decirte:

No trago que la gente que ha alcanzado el éxito dé conferencias sobre cómo conquistarlo. / Obvian que hay muchísimas personas que se han esforzado igual o más que ellas y han fracasado.

(En realidad es un escritor de ciencia ficción, la cita, que me encantó hasta el punto de apuntármela, es de esta entrevista que le hicieron, podéis leerla y así dejáis de buscar consejos aunque sea por un momento).

*: Me queda pendiente hablar de él en algún otro “capítulo”…